Reserve su mesa para el té de las cinco.

Café Lisbonense

Para un desayuno o una merienda llenos de sofisticación.

Solo o acompañado, un simple café en el Lisbonense tiene otro sabor.

Junto a la entrada principal del hotel y con acceso directo desde el exterior, el Café Lisbonense está abierto los siete días a la semana en la terraza.

Visítenos y deléitese con delicias tradicionales de la pastelería local y con las típicas tostadas a la plancha, acompañadas de un vaso de leche o de un té aromático.